Desde el 15 de mayo, la Unión Europea usa esta nueva herramienta de intercambio y tratamiento conjunto de datos para la lucha contra el fraude de IVA.

Con la misma se pretende que el Eurofisc pueda acceder a registros judiciales, bases de datos y a la información de la Europlo y Agencia europea, coordinando investigaciones entre diferentes países, con la finalidad de detectar cualquier estafa en materia de IVA.

¿Creéis que lo conseguirán?