Sobreseimiento y archivo por presunto delito de estafa

El pasado mes de Septiembre, una de nuestras clientas, fue a comisaría, a declarar sobre un presunto delito de estafa que había realizado una amiga.

En sede policial reconoció que su amiga le había robado a su pareja la tarjeta de crédito y que ella la había ayudado a retirar dinero con la misma desde el cajero en tres ocasiones.

Tras estas manifestaciones, la policía llama al abogado del turno de oficio, y le toman declaración como investiga en un supuesto delito de estafa.

Ya en sede judicial, que es cuándo intervenimos, y tras ser conocedores de que el denunciado no quería seguir con las acciones penales ni civiles,  ambas investigadas se acogieron a su derecho a no declarar.

Seguidamente, solicitamos sobreseimiento y archivo de la causa, que fue concedido tras informe del fiscal.

En fase de instrucción, no existía prueba alguna que acreditara la comisión de ningún hecho delictivo, ya que la declaración que verdaderamente vale es la de sede judicial y no policial.

Muy contenta con esta gran noticia y con el sobreseimiento y archivo provisional de la causa.