Así lo ha decretado el Tribunal Constitucional en los casos en los que la cuota que resulte a pagar sea mayor que el incremento obtenido realmente por el ciudadano, en base a los artículos 107.1, 107.2 a y 110.4 de la Ley de Haciendas Locales.

Entiende que sino se estaría tributando por una renta que no existe, produciéndose un exceso de tributación contrario a los principios constitucionales de capacidad económica y confiscatoriedad del artículo 31.1 de la Constitución Española.

¿Qué os parece esta decisión?