El Tribunal Supremo ha establecido en su última Sentencia nº 37/2019 de 7 de mayo de 2019, que ante la extinción de un contrato de relevo la indemnización será fijada en 12 días por año trabajado y no en 20, en base a lo establecido en el artículo 49.1.c de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

El mismo entiende que no nos encontramos ante un despido sino ante una extinción de la relación laboral.

¿Os parece justa esta decisión?