Así lo ha determinado el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Pamplona, condenando a Caixabank y BBVA a devolver el importe de la póliza cobrado y no consumido.

Las entidades descontaron del capital prestado el total de la póliza impuesta al cliente con su propia aseguradora, cobrando por el mismo intereses, ya que los prestatarios los abonan por el total del capital prestado, aunque la cantidad restada del seguro no la hayan percibido.

Ambas entidades bancarias procedieron a allanarse a la demanda, sin recurrir las Sentencias, al no interesarles que los asuntos fuesen al Tribunal Supremo.

Si tenéis alguna duda no dudéis en preguntarnos.