El Tribunal Supremo dictó el pasado 13 de Mayo, Sentencia nº 364/2019, en la que acordaba que el derecho de concesión de la tarjeta indicada está condicionada a que el reagrupante disponga de recursos suficientes para no convertirse en una carga para la asistencia social en España durante el periodo de residencia y de un seguro de enfermedad que cubra los riesgos del reagrupado en España, en base a lo establecido en el Artículo 7.1.b y 7.2 del Real Decreto 240/2007.

Por ello entiende, que la concesión de la tarjeta sanitaria no conlleva la existencia automática de ese derecho.

¿Estáis de acuerdo con esta decisión?